ADIVINANZAS ORIGINALES


ADIVINANZAS ORIGINALES-PÁGINA 3

Tanto la adivinanza como el acertijo (la distinción que hacemos nosotros es más bien de formato), son maneras muy divertidas de pasar el rato, se trata de un juego consistente en resolver un pequeño enigma con un mínimo esfuerzo intelectual.

Si quieres conocer la solución de cada una de las adivinanzas, coloca el puntero sobre el botoncito, espera unos segundos y aparecerá por arte de birlibirloque.

Todas las adivinanzas de esta página son originales, de creación propia, su posición no está sujeta a ninguna regla para no dar pistas.

 

 

Ayudante imprescindible
en las tareas caseras,
y trasporte favorito
de algunas brujas viajeras.

Más de cincuenta caballos,
me llevan por mil caminos;
con mi variedad de formas
y vistoso colorido.

Te vendo líquido sucio,
además contaminante,
te lo doy a precio de oro
y lo engulles al instante.

Sin mi permiso no pasas,
yo no te lo voy a dar,
con llave o empujoncito,
te lo tienes que tomar.

Pesada infatigable,
fastidiosa hasta picar,
tanto te da mugre o miel,
para con placer libar.

Me vas a ver en el centro
si me buscas en el mar,
si lo haces en el agua
al principio y al final.

Cuando comiences un curso, 
la vas a necesitar, 
la lucen todos los coches, 
por delante y por detrás.

Caballito de ciudad, 
que por cuatro tristes perras, 
con lujo y comodidad, 
te lleva a donde quieras.

Con fichas para jugar,
en la mesa suelo estar;
con alas para volar,
me verás en el corral.

Me mimas durante un año,
para atraparme a degüello,
triturar en mil pedazos
y engullirte hasta el rabo.


Soy el guardián de tu casa,
y tu amigo más leal;
me acaricies o apalees,
eso nunca va a cambiar.

Intrusa mal recibida,
por sorpresa o avisando;
dolor y desolación,
a tu paso vas dejando.

Estando vivo y erguido,
te cobijo y alimento;
de múltiples artilugios,
te surto con mi esqueleto.

Todos te necesitamos
tu aliento nos alimenta,
nos acaricia tu calma,
tu furia nos amedrenta.

No hay evento que se precie,
donde no estemos presentes;
desde el mismo nacimiento,
hasta después de la muerte.

Ancestro del automóvil
tan moderna como él
no necesita caballos
sí el impulso de tus pies.

Da igual el color que luzca,
el tiempo lo teñirá blanco,
lo perderán muchos hombres,
las mujeres ya no tanto.

Por ser mi figura etérea,
me visten con un disfraz;
Todo el mundo me conoce,
nadie me ha visto jamás.

Aunque estoy cerca del hombre,
puedo prescindir de él;
buscando en alcantarillas,
suelo alimentarme bien.

Hoy en día es un lujo
muy difícil de obtener;
tan frágil que un suspiro,
siempre lo va a romper.


     
web clocks reloj web
Contatore

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido Más información