ADIVINANZAS POPULARES


ADIVINANZAS POPULARES-PÁGINA 2

Adivinanzas populares, esas que todo el mundo conoce. ¿Te las quieres perder? Su posición no sigue ningún criterio de ordenamiento.

La solución la encontrarás poniendo el puntero sobre el botoncito coquetón y diminuto que hay situado debajo de cada una de ellas y, aparecerá por arte de birlibirloque, no es necesario que pulses.

 

 

Entre rincones y ramas,
mis redes voy construyendo,
para que moscas incautas,
en ellas vayan cayendo.

Viste con chaleco blanco,
y de negro frac también.
Es un ave que no vuela,
pero que nada muy bien.

De bronce es el tronco,
las hojas de esmeralda,
el fruto es de oro,
y las flores de plata.

Salimos cuando amanece,
nos vamos al cantar el gallo
y hay quien dice que nos ve,
cuando le pisan un callo.

Una cosa numerosa,
de ovalada construcción,
todos los hombres la tienen,
pero las mujeres, no.

Cuando sonríes asoman
blancos como el azahar
unas cositas que cortan
y que pueden masticar.

En la ventana soy dama,
en el balcón soy señora,
en la mesa cortesana
y en el campo labradora.

Con mi traje anaranjado,
yo vivo bajo tierra;
a los conejos les gusto,
para la vista soy buena.


Ni torcida ni inclinada
tiene que estar la pared,
para eso tengo plomada
y me ayudo del nivel.

Me rascan continuamente,
de forma muy placentera,
mi voz es muy bien timbrada
y mi cuerpo de madera.

Las estaciones del año,
y también los elementos,
y los puntos cardinales,
número que represento.

Voy con mi casa al hombro,
camino sin tener patas,
y voy marcando mi huella
con un hilito de plata.

Tengo tinta renegrida,
además de varios brazos,
pero no puedo escribir,
por que nunca me enseñaron.

Cuando iba a ser león,
mi color se volvió pardo;
si no adivinas quién soy,
es que eres un poco tardo.

Blanca por dentro,
verde por fuera,
si no lo adivinas,
espera.

Tengo hojas sin ser árbol,
te hablo sin tener voz,
si me abres no me quejo,
adivina quién soy yo.

Prima hermana del conejo,
aunque de lomo más alto;
domina bien la carrera
y es experta en el salto.

Nunca bien supe escribir,
pero soy buen escribano;
bien que te puedo servir,
si me tomas en tu mano.

Muy bonito por delante
y muy feo por detrás,
me transformo al instante,
pues imito a los demás.

Cuatro patas tengo,
y no puedo andar;
también cabecera,
sin saber hablar.

Con caras muy blancas,
llenas de lunares,
a unos damos suerte,
a otros, pesares.

Donde nadie sube, trepo,
donde nadie anda, trisco,
muy poco estoy en el valle,
pues lo mío son los riscos.

Mamífero rumiante
de cuello alargado,
por el desierto, errante,
siempre anda jorobado.

Almacén de historias rotas
dicen muchos que yo soy
y en colegios y oficinas
por los rincones estoy.

Damas comen de mi carne,
damas comen de mi ser,
si mi nombre no adivinas
poco ingenio has de tener.

En mí se mueren los ríos,
y por mí los barcos van,
muy breve es el nombre mío,
tres letras tiene no más.

web clocks reloj web
Contatore

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido Más información