CHISTES INFANTILES-2



CHISTES INFANTILES-2

Estás en la página dos de chistes infantiles, los chistes más sencillos, divertidos, respetuosos e ingeniosos que hemos encontrado, tienes cientos de ellos repartidos en páginas para facilitar y agilizar el acceso, si te gustan los primeros, los últimos te encantarán son, si cabe, más selectos.

 


 

Confidencias entre amigas:
-Mi marido me trata como a un perro.
-¿Te martiriza, te tiene atada…?
-No, quiere a toda costa que le sea fiel.
-¿Papá atontado se acentúa?
- Con el tiempo, hijo, con el tiempo.
La mamá sorprendida le dice a su hijo:
-Luisito, ¿qué haces en casa a esta hora? deberías estar en el colegio.
El niño:
-¡Ya decía yo que se me olvidaba algo!
-Después de una entrevista de trabajo:
-Bien, queda usted contratado, puede empezar mañana.
- ¿Cuánto ganaré?
-para empezar 900 euros, con el tiempo llegará a 1.500.
-Bueno entonces volveré más adelante.
¿En qué se parece un panadero a una pistola?
En que los dos hacen pan.
El niño cavernícola que llega a su casa con las notas. El padre que se sentía muy orgulloso de su hijo antes de leer el pedrusco, decepcionado e irritado le dice:
“Vale que suspendas caza porque eres pequeño y no puedes con los Mamuts.
Vale que suspendas pintura rupestre porque tu sentido de la estética no está muy desarrollado.
Pero ¡qué suspendas en historia que llevamos dos páginas...!”
Mientras dos caníbales se merienda a un ganadero le dice uno al otro: ¿No te sabe a queso?
En el funeral de un albañil, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
-¿Era usted amigo suyo?
-Compañero.
-¿Le quería mucho?
-Sí, sus últimas palabras fueron para mí.
-¡Ah si! y ¿cuáles fueron?
-¡Cuidado Julián!, no muevas el andamio.
-¡Cariño!, tengo dos noticias que darte, una buena y otra mala
-Y ¿qué noticias son?
-La buena es que he dejado el tabaco y la mala es que no sé dónde.
El inspector en clase:
-¡A ver niño!, ¿cómo te llamas?
-Juanito ¡Sr. inspector!
-Dime Juanito, ¿Dónde están las Islas Canarias?
-No se ¡Sr. inspector! yo no las he cogido.
Alarmado el inspector se dirige al profesor:
-¿Qué pasa con este niño?
-¡Señor inspector! este niño es de buena familia, si dice que no las ha cogido, puede creerle.
La profesora en el colegio:
-Dime Carlitos ¿con qué mató David a Goliat?
-Con una moto.
-¡Con una honda Carlitos, con una honda!
- ¡Señorita!, no creo que la marca sea importante.
-¿De qué a muerto su marido?
-de cataratas
- le operaron
- no le empujaron.
-¡Pepe!, ¿por qué corres tanto?
-Es que mi suegra se ha comido medio kilo de boquerones y le ha dado un cólico.
-Y vas en busca del médico.
-No, voy a buscar otro medio kilo.
Un ave queda atrapada por una patita en la vía del tren y le pide ayuda a una hormiga. Después de un intenso esfuerzo, la hormiga no consigue liberarla.
-Lo siento mucho –se disculpa- que conste que he hecho todo lo posible para evitar un descarrilamiento.
El dentista que acaba de arreglar los dos dientes centrales a un paciente le advierte:
-Tenga cuidado y no coma por el centro.
-No hay problema, si voy a casa de mie hermana y vive en las afueras.
En un partido de fútbol el árbitro se dirige a uno de los jugadores:
-¿Me puede explicar, por qué todos los de su equipo llevan el número en color negro y usted lo lleva rojo?
-Es que yo me llamo Domingo.
Un borracho para un taxi: -"Pooor favooor llevemé a mi casa".
-Y ¿dónde está su casa?
-Si yo me acordar, ¿cree que iba a ver parado el taxi?
Era un niño tan optimista, tan optimista, que los Reyes Magos le dejaron como regalo un excremento equino, y salió corriendo a ver si encontraba el caballo.
¿En qué se parece un tren a una manzana?
En que ninguno de los dos es pera.


web clocks reloj web
Contatore

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Entendido Más información